¡Aprende a organizarte y mejora tu vida!
¡Organizar tu vida para vivir mejor!
 
Maca Hernandez te enseña organizacion y desarrollo personal
MENU
 
Más información
Inscríbete a nuestro boletin mensual, sin costo, con articulos y consejos de organización y desarrollo personal, la sección de la felicidad y los tips del mes:
Para inscribirte...
 
 
Envia esta pagina a un
amigo utilizando el
recuadro azul más abajo
o la liga del facebook
 
Los Talleres
 
 
 
 
 
 
 
 
ARTICULOS
 
 
 
PRODUCTOS
 
 
 
 
/ /
¡Cómo organizar y planear la llegada de tu hijo!
¿Vas a tener un bebé?
Organízate desde ahora...


Si tenías la página en favoritos ¡Actualízala!
Comienza desdeahora a trabajar en organizar tu hogar
y todo lo que tienes que tener listo para el día en que llegue tu bebé, te evitarás muchas presiones.Prepárate, si sabes
lo que se te va a venir, lo enfrentarás y resolverás mejor
junto con tu pareja.
 

Cuando llega un bebé a la vida de una pareja, sobre todo cuando es el primer hijo, esto afecta considerablemente la vida del hogar en la manera en la que venían desenvolviéndose en sus rutinas. Todo se rompe porque debe reacomodarse para incluir al nuevo integrante de la familia, y eso significa mucho descontrol y en muchas ocasiones provoca demasiada ansiedad sobre todo en la mujer por sentirse agobiada y frustrada por pensar que no puede con el paquete.

Si desde que sabes que estás embarazada trabajas para organizar el hogar, haciendo el espacio para ese maravilloso ser que formará parte de sus vidas en unos meses, y adelantas todo lo que puedas sobre lo que necesitas tener, hacer y saber, será mucho más fácil la transición. Lo más importante será cumplir con todos los pendientes para que cuando llegue el bebé, la única preocupación sea aprender la nueva rutina de atender al bebé y al hogar sin agobiarse tanto.

Cualquier cosa nueva en nuestras vidas requiere de práctica y de tiempo para aprender a hacerla con la misma soltura que resuelves en este momento tu vida diaria. Así que es importante para empezar, comprender que esta situación será un poco complicada hasta que descubras cuál es la mejor forma de hacerlo y repetir esas acciones todos los días hasta que se forme el nuevo hábito.

Lo primero que tienes que hacer es decidir, cuál será el espacio del bebé. En donde dormirá, dónde guardarás su ropita y todas sus cosas de acicalamiento. Dónde lo vas a bañar y colocar cerca todo lo que se necesita a la hora del baño. Te recomiendo encarecidamente que visites con un cuaderno y un lápiz, alguna amiga, pariente o vecina que tenga un bebé de pocos meses para que le hagas toda clase de preguntas sobre qué necesitas tener, cómo le hizo para adaptarse a su nueva vida, cuáles son las actividades del bebé y a qué horas. Porque todo esto te dará una información muy valiosa que la extrañarás si te lanzas audazmente a la aventura sin prepararte. Por supuesto que de todas formas sentirás que no puedes con tantas cosas, pero al estar más informada, sabrás que si lo lograrás después de aprender la rutina y de practicarla todos los días.

Con la información que reúnas de otras recientes mamás, haz tu lista de todo lo que necesitas tener para que el bebé duerma, para bañarlo, para darle de comer, para que juegue y para que acompañe en visitas. Con esa lista inicial, puedes quedar de acuerdo con los familiares y amigos más cercanos, qué cosas te pueden regalar ellos, para quitarlas de tus pendientes y ocuparte del resto.

Una vez decidido el lugar que será para el nuevo integrante, reacomoda todo para que entre la camita, aunque al principio utilizará el bambineto y lo irás ascendiendo de lugar según vaya creciendo, realmente es muy corto el
tiempo que pasa hasta que utiliza una camita, así que desde ahora planea qué cama adquirir y dónde colocarla, qué muebles para su ropa, qué espacios en el clóset serán para él, que cajones.

Decide desde ahora cómo irán colocados los muebles y dónde guardarás todas las cosas que llegarán nuevas a tu vida y según vayan llegando al hogar, colócalas en donde les corresponde y ve dejando los espacios destinados para el bebé ya vacíos, listos para recibir la ropita y todas las cosas que él o ella necesitarán para funcionar en su nueva vida.

Al tener que reubicar el espacio para meter todo esto, te obligará a hacer un reacomodo de toda la casa, lo cual te recomiendo que hagas antes de que llegue, recuerda que debes de tener las cosas fáciles para cuando llegue y evitarte las más posibles presiones que puedas. Si para ese momento ya le diste un repaso al hogar, poniendo cosas en su lugar y reacomodando de manera que queden al alcance las cosas y fáciles de encontrar, y poniendo en los rincones más lejanos lo que menos utilices, te evitarás muchas presiones.

Así que la primera etapa será de reacomodo general de la casa haciendo limpieza, quitando lo que no se utilice o no sirva, y decidiendo lugares para todas las cosas de la casa, mismos que se respetarán a partir de ese momento para mantener el control y no estresarse por no encontrar algo. Desde ahora acostúmbrense a que cuando saquen algo lo devuelvan a su lugar siempre. Esto facilitará enormemente la limpieza del hogar.

Dentro de esta etapa, también entra el acomodo de los muebles del bebé, piensa en cuando el bebé tenga ya 1 ó 2 años, para que no tengas que trabajar doble, desde ahora deja todo adecuado porque un año se va muy rápido y si no lo haces ahora, te verás en el problema de tener que hacer estos ajustes cuando tienes al bebé de apenas un año de edad. Déjalo ya listo y planeado y según vayan pasando los meses los ajustes que tendrás que ir haciendo serán menores.

La siguiente etapa es hacer la lista de las cosas que necesitas tener para atender al bebé en todas las situaciones. Aquí te ayudará también lo que las nuevas mamás te platiquen, porque muchas veces compramos cosas de más y eso aparte de que implica espacio donde guardarlo, también representa un gasto innecesario. Si una mamá te dice no compres esto o aquello, tómalo en cuenta y corrobora con otras mamás, sé práctica desde el principio. Decide qué cosas te facilitarán realmente la vida, sin irte a superficialidades de “es que se ve muy bonito” o ¿a poco no está tierno? Recuerda siempre que es una etapa muy corta y que no vale la pena gastar tanto, porque siempre se quedan cosas nuevas sin usar ya que el bebé las rebasará antes de lo que te imaginas, por lo que terminarás regalando muchas cosas nuevas.

Todo lo que puedas utilizar de herencia de otro bebé, acéptalo gustosa, porque será un gasto que no tendrás que hacer, cuidando así las finanzas personales, porque insisto, muchas cosas las necesitas por muy poco tiempo, lo que hay que disfrutar es al bebé, no a las cosas. Y según vayas viendo que no utilizas algo, toma inmediatamente la decisión ya sea de guardarlo aparte, pensando en un hermanito, o lo donas a quien lo necesite que venga detrás de ti en tiempos. Libera el espacio y ayuda a otros.

También es importante, llevar un buen control de los pendientes y actividades del mantenimiento del hogar, para que aprendas a llevarlos al día desde ahora y así cuando venga el bebé, no te sientas presionada por tener cosas pendientes que no has resuelto y te encuentres en medio del desbarajuste que significa la llegada de tu bebé. Aprende a ir llevando tu lista de compras de manera que no olvides cosas y vayas las menos veces a la compra, (organíza tu alacena) . Aprende a repartir tus quehaceres dividiéndolos entre los 5 días de la semana para que el fin de semana quedes más libre para disfrutar con la familia, aprende a llevar tus cuentas al día para no atrasarte y no tener repercusiones que te complicarán la vida. Entrénate desde ahora a resolver todo eficientemente, para que cuando se te mueva el mundo por su llegada, sea menos la conmoción y más el control.

Escribe, de acuerdo a lo que platiques con las recientes mamás, una lista de las actividades que tienes que hacer con, para y por el bebé, y a qué horas lo tienes que hacer para repartir tus horarios e ir decidiendo en qué momentos puedes resolver otras cosas del hogar, que no sean bebé. Si puedes contar con ayuda los primeros días, delega sobre todo las cosas que no tienen que ver con el bebé para que tu vayas practicando y según te vayas sintiendo más diestra y con más control, vayas añadiendo otras tareas, hasta que puedas prescindir de la ayuda. En caso de que no puedas contar con apoyo, concéntrate en el bebé y en aprender las nuevas rutinas, abandonando un poco el resto de las obligaciones, sin llegar a extremos, aquí es donde se vuelve importante el que para cuando llegue este momento tu tengas todo al día desde antes. Decide cuáles son las prioridades y resuelve esas nada más, además de las atenciones que le debas dar a tu hijo(a), y poco a poco irás haciéndote cargo de más cosas hasta que puedas cumplir con todo.
Creo que lo más importante que debes asimilar desde ahora para evitarte depresiones “postparto”, es que tú vas a poder con la nueva responsabilidad, solo necesitas darle el tiempo necesario al cerebro, con la práctica de todos los días, para que aprenda los nuevos hábitos y los termine llevando a cabo sin ninguna dificultad.

El mejor ejemplo que te puedo dar es conducir un auto, porque son muchas tareas las que implican conducir un automóvil, el volante, el freno, el acelerador, el espejo lateral, el retrovisor, la viejita que se va atravesando, los de al lado, los de atrás y hasta los que no ves.Cuando comenzamos a tomar las primeras lecciones de manejo nos agobiamos y pensamos que no vamos a poder controlar tantas cosas a la vez. Sin embargo, después de practicar el tiempo suficiente, logramos el control y entonces el que se encarga de esos pequeños detalles es el inconsciente, el cual ya tiene de memoria aprendida la rutina y tú ya no tienes que preocuparte por ello, por lo que te es posible, bajar la ventana, ir platicando con tu acompañante, poner un disco o cambiar la estación y hasta gritarle al de al lado que por poco te pega, sin que por ello pierdas el control de tu automóvil. Con tu bebé pasarás por todas estas etapas, pero si ya conoces el proceso, es cuestión que cuando te empieces a sentir agobiada, te repitas: “me siento así porque es algo nuevo que estoy aprendiendo y en cuanto conozca la rutina me organizaré mejor”

También haz una lista de todo lo que necesitarás el día del nacimiento, el camisón, la bata, los artículos de aseo y arreglo personal, la lectura, un cuaderno y un lápiz, un celular, la lista de los teléfonos de a quienes llamar ese día y todo lo que se te pueda ocurrir o las ideas que te den las recientemente graduadas como mamás. Cuando te falten 6 meses prepara la maleta con todo lo necesario y colócala en un lugar a la mano comentándolo a tu marido, a la muchacha, a la mamá, a la hermana, porque no sabes las situaciones que pueden suceder para tener que pedirle a alguien más que vaya a buscarte la maleta, prepara con anticipación la solución a todas las posibilidades que puedas imaginar.

Cuando estés a unos días de la fecha importante, procura dejar surtido el refrigerador y la alacena y cocinar varias cosas congelándolas en porciones para que los primeros días tu concentración pueda ser para con el bebé y no en guisar o preocuparte porque falta un jabón en el baño. Revisa que todo esté surtido y crea un repuesto de las cosas más usuales como el shampoo, el jabón del baño, la pasta dental, algún cepillo de dientes, el desodorante, en fin, haz también una lista y compra los repuestos acomodando todo en la alacena para que esté al alcance. Facilítate al máximo los primeros días para que no tengas que atender cosas del hogar ni nada que no sea tu bebé, ya después irás tomando el control de todo.

Otro punto que debo de tocar es que una vez que nazca el bebé, como consecuencia lógica de tu inexperiencia, te volcarás sobre el hijo(a), haciendo a un lado al marido. Muchas mamás ni siquiera se dan cuenta de que el papá también sufre por ese cambio tan radical en su vida. De tenerte a ti el 100%, pasará a no tenerte mientras tú aprendes tu nueva rutina. Solo quiero que tengas consciente esto para que en cuanto sientas que tienes el control, comiences de nuevo a atenderlo también a él.

Busca la oportunidad dentro de los primeros días del nacimiento, de que una vez que el bebé se duerma, ustedes compartan una cena de “celebración” con todo el amor del mundo por haber llegado con bien hasta el final de esta experiencia que representará el inicio de una nueva vida. En cuanto puedas, repite la experiencia de compartir momentos con él a solas para que mantengan la relación con armonía y amor.

Cuando él regrese al hogar compartan las experiencias del bebé juntos, permite que él lo bañe, lo vista, que juegue con él, disfruten juntos cada momento porque es una época que se va muy rápido, los hijos son más tuyos cuando son bebés, después se van independizando poco a poco hasta que un día hacen su vida. Recuerda siempre esto para que vivas plenamente cada momento con tu hijo(a), ahora mientras crece.

Si tú estás por tener un bebé y platicas con mamás que hayan vivido esta experiencia recientemente (no una experiencia de más años, porque hay muchos detalles que se olvidan y que para ti son muy importantes en este momento), comparte con nosotros la información para que podamos enriquecer este artículo y que pueda ayudar a otras nuevas mamás a enfrentar mejor la experiencia.

Dime si hay algo que me faltó incluir o si ves alguna cosa desde otro punto de vista, escríbeme y lleguemos juntas a la conclusión de qué es lo mejor que puede hacer una pareja para que disfruten esta experiencia al máximo y que sea lo menos estresante posible.

Espero que estos consejos te den una luz sobre cómo organizar tu vida desde ahora para la llegada del nuevo integrante de la familia y te deseo lo mejor del mundo desde este momento en tu vida y la de tu pareja.Con todo mi amor…
Maca

 
Maca Hernandez
OrganízateYa!

México D: F.
 
¿Conoces alguien que se puede beneficiar con esta información?
Utiliza el recuadro azul más abajo para enviarle esta página.
 

Como ama de casa debes aprender a organizarte bien con tu tiempo, actividades, pendientes y metas para lograr tiempo incluso para tu desarrollo personal. El orden a tu alrededor y contar con un sistema para el mantenimiento y administración del hogar se hace súmamente necesario para poder dedicar tiempo también a tus proyectos personales. Aprende a organizarte con nuestro Taller del Hogar que pronto tendremos listo para tí. Revisa el temario utilizando esta liga:

 
¿Estás interesado en nuestros Cursos?
Regístrate como interesado en nuestras enseñanzas. Si vives en la Ciudad de México o cerca de ella, te enviaremos la información de los eventos programados. Si vives en otra Ciudad de nuestro país o del extranjero y estás interesado en los cursos que impartimos, puedes anotarte en la lista para formar grupos en diferentes ciudades, o para que te avisemos en cuanto tengamos los cursos on line, a tu alcance por medio de internet. Esto no te compromete a nada, es solamente para enviarles la información de lo que les interese y que la puedan evaluar. Utiliza la liga que te corresponda:
Inscribete a nuestro Boletin mensual sin costo para que recibas articulos
y tips de organización y desarrollo personal, utiliza la liga
 
ENVIA ESTA PAGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail:


...le gustará y te lo agradeceremos.
Al pulsar "Enviar", dale tiempo a que abra la ventana de tu correo predeterminado. Aparecerá con la dirección de esta página, anotada en el cuerpo del mensaje y podrás añadir tus comentarios, pulsa después de nuevo "Enviar". A la persona
que se lo envies, le llegará la liga directa a esta página.
 
Registra este sitio como tu página de inicio
¡O anótanos en tus favoritos para volver!

Gracias por visitarnos, si quieres saber más de nosotros, utiliza las ligas mas abajo
 
OrganizateYa!
Organiza tu vida para vivir mejor

Calle Wagner 318, Col Vallejo, C.P.07870 México, D.F.
Teléfono: (55)5425-0735
correo@organizateya.com
*Organizateya! es una marca registrada
Copyright 2004-2017 OrganizateYa! todos los derechos reservados
 
Visita el sitio de Maca Hernández