¡Aprende a organizarte y mejora tu vida!
¡Organizar tu vida para vivir mejor!
 
Maca Hernandez te enseña organizacion y desarrollo personal
MENU
 
Más información
Inscríbete a nuestro boletin mensual, sin costo, con articulos y consejos de organización y desarrollo personal, la sección de la felicidad y los tips del mes:
Inscribirte al boletin..
 
 
Envia esta pagina a un
amigo utilizando el
recuadro azul más abajo o la liga del facebook
 
Los Talleres
 
 
 
 
 
 
 
 
Articulos Relacionados
 
 
Productos
 
 
 
 
/ /
Entrénate a ser disciplinado si quieres lograr tus metas ...
Lo que la disciplina puede hacer
por tus metas...


Si tenías la página en favoritos ¡Actualízala!
 
La disciplina es el puente de unión entre la idea y el resultado. El pegamento que une la inspiración con la realización, la magia que convierte una necesidad financiera en la creación de una inspirada obra de arte.
Texto basado en un escrito de Jim Rohn
 

La disciplina la comprenden bien los que son conscientes de que un aparato, para poder volar, necesita elevarse contra el viento, de que todas las cosas buenas las realizan los que están dispuestos a nadar contra la corriente, de que deambular por la vida sin rumbo fijo sólo conduce a la amargura y al desengaño.

La disciplina es la base, los cimientos sobre los que se construyen los éxitos. La falta de disciplina conduce inevitablemente al fracaso.

Todavía, curiosamente, muchos no asocian la falta de disciplina con la falta de éxito. Mucha gente tiene la idea del fracaso como si se tratase de un único acontecimiento terrible, la bancarrota de una empresa, o la ejecución de la hipoteca de una casa. Sin  embargo los fracasos no ocurren así. El fracaso raramente es el resultado de algún acontecimiento aislado, más bien, suele ser la consecuencia de una larga serie de pequeños fracasos acumulados que tienen lugar por la falta de disciplina necesaria.

El fracaso se produce cada vez que no pensamos que hoy es cuando hay que actuar, hoy cuando hay que preocuparse, esforzarse, subir, aprender, o simplemente continuar, es hoy.

Si tu objetivo te exige que hoy escribas diez cartas y sólo escribes tres, llevas un retraso de siete cartas, hoy.

Si te comprometes a realizar cinco llamadas por teléfono y sólo haces una, te has retrasado en cuatro llamadas, hoy.

Si tu plan financiero exigía ahorrar cien pesos y no has ahorrado ninguno, llevas una desventaja de cien pesos, hoy.

La actitud más peligrosa es analizar el día malgastado y concluir que nada grave ha ocurrido. Al fin y al cabo de trata de un “sólo” día. Pero suma esos días hasta completar un año y suma esos años hasta completar toda una vida y quizá comprendas ahora que la repetición de los pequeños fracasos diarios pueden fácilmente convertir toda tu vida en un colosal desastre.

El éxito sigue el mismo camino, pero a la inversa. Si has hecho un plan para realizar diez llamadas y superas tu cuota hasta llegar a quince, has adelantado cinco llamadas, hoy. Actúa de igual manera con tu correspondencia y con tu plan de ahorro, y pronto verás acumularse los frutos de tu diligencia a lo largo del año, y finalmente a lo largo de toda tu vida.

La disciplina es la llave maestra, la que abre las puertas de la riqueza y de la felicidad, de la cultura y de la perfección, de la autoestima y de la realización personal, y también la de las sensaciones de orgullo, satisfacción y triunfo que de ellas se derivan.

¿Qué es lo que hace falta para conseguir una buena disciplina?

En primer lugar debes de ser consciente de la importancia que tiene la disciplina en la propia vida. Comienza por preguntarte a ti mismo, ¿qué es lo que quiero conseguir en esta vida? ¿qué debo cambiar en mi vida para conseguir esos objetivos?

En segundo lugar cuestiónate a ti mismo con toda sinceridad: ¿Estoy dispuesto a realizar el esfuerzo requerido? Si la respuesta es si, debes proponerte con firmeza mantener tu disciplina durante un largo período  de tiempo con inteligencia, con deliberación, en definitiva, consecuentemente.

Tus buenos propósitos serán puestos a prueba cuando surja alguna circunstancia que pueda interferir en el mantenimiento de tu disciplina, cuando tengas que actuar contra viento y marea.

Ciertamente, la disciplina te proporcionará muchas cosas, pero la más importante será lo que la disciplina hará por ti: te convertirá en un ser satisfecho de ti mismo.

Incluso el sometimiento de una pequeña disciplina puede tener un efecto increíble sobre tu actitud. Y la agradable sensación que te produce ese vibrante sentimiento de autoestima que nace al iniciar una nueva disciplina, es casi una sensación mayor la disciplina cumplida que la satisfacción por la tarea.

Una nueva disciplina transforma inmediatamente el sentido de tu vida, como si se tratase de un barco que cambia de rumbo en medio del océano para dirigirse a un nuevo destino.

Algunos creen que la disciplina es algo antinatural, ya que bastante hacemos con vivir. Consideran esa necesidad de cumplir algo como un ejercicio neurótico y artificial. Pero la realidad nos demuestra que la disciplina coopera con la naturaleza, donde todo es un continuo esfuerzo.

¿Hasta dónde crecerá un árbol? Lucha contra la poderosa fuerza de la gravedad y continúa progresando hacia la luz del sol para llegar tan alto como sea posible. Es verdad que el esfuerzo del árbol no es un acto consciente, ya que los árboles no tienes cerebro, pero a ti y a mí se nos ha concedido la facultad de elegir realizar el esfuerzo y alcanzar las cuotas más altas que podamos.

La disciplina atrae buenas oportunidades y las mejores oportunidades siempre las aprovechan los que han desarrollado sus facultades y tienen ambición de actuar. Y los que mediante la disciplina y el compromiso personal se fijan las metas más altas, disfrutarán de oportunidades que permanecerán ocultas para siempre en los espíritus tímidos.

Disciplina es ese raro proceso donde se combinan la actividad y la inteligencia para aplacar la ira, dar fuerza a la cortesía, que desarrolla acciones positivas y controla los pensamientos depresivos, que se anima con el éxito y se niega a aceptar el fracaso, que mejora la salud y frena la enfermedad.

Someterse a una disciplina es un proceso que puede iniciar cualquiera. Se puede hacer paulatinamente, paso a paso. La novedad más emocionante es que… ¡tú puedes empezar.. hoy mismo!

No digas que si pudieras lo harías, por el contrario debes decir “si quisiera, podría… Si quiero y puedo”

De manera que inicia ese nuevo proceso y empieza con poco. Aprende a mantener firme tu propósito. Con ese principio, aparentemente poco importante, aprenderás cómo se siente uno al ser disciplinado. Y de aquí en adelante, el límite está en las estrellas.

CONTRA EL AUTOENGAÑO, LA ACCIÓN

En los últimos años se han publicado varios libros que preconizan la idea de que, repitiendo verbalmente y afirmándose en lo que uno desea conseguir, el éxito se producirá milagrosamente. Me opongo completamente a esa manera de pensar. Según mi experiencia, esas afirmaciones no respaldadas por la disciplina necesaria para actuar sobre las cosas que se afirman, produce en los hombres y mujeres la ilusión de que están haciendo progresos, cuando en realidad, su actividad diaria no conduce a nada.

¿Porqué la gente dice una cosa y actúa en directa contradicción con lo que afirma?

El hombre que sueña con la riqueza, pero que cada día camina hacia un desastre económico seguro, y la mujer que desea la felicidad pero alberga ideas y realiza actos que la conducen a una inevitable desesperación, son ambos víctimas de las falsas esperanzas creadas por esas afirmaciones. ¿Porqué? Porque las palabras alivian y al igual que los narcóticos nos adormecen en un estado de complacencia. Recuerda esto:

¡PARA PROGRESAR, ES NECESARIO PONERSE EN MARCHA REALMENTE!

Por lo tanto, para tener una vida próspera, inicia un plan de prosperidad. Para llegar a ser rico, elabora un plan de ‘riqueza’, cualquier persona sin dinero puede hacer un plan para ‘llegar a ser rico’.

 

Hay muchos planes que uno puede elaborar:
Si estás enfermo, inicia un plan de salud
Si siempre estás cansado, inicia un plan de vigor
Si no te parece adecuada tu formación profesional, inicia un plan de educación
¿Dices que no puedes? Entonces prepara un plan de ‘si puedo’
¡Todos podemos!

 
Incluso una mala persona puede comenzar a leer buenos libros. La clave está en dar el primer paso, hoy. Sea cual sea el proyecto, empieza hoy.
 

Empieza a limpiar y ordenar el cajón de tu oficina, hoy
Empieza a establecer tu primer objetivo, hoy
Empieza a escuchar audios de motivación, hoy
Empieza un adecuado régimen para adelgazar, hoy
Empieza a depositar dinero en tu nueva ‘inversión afortunada’, hoy
Empieza a escribir esa carta tanto tiempo aplazada, hoy

 

¡Pero cuidado! Reserva algunos momentos para dedicarlos a alcanzar esa nueva vida. Calcula cuánta actividad puedes dedicar a ese nuevo propósito para una vida mejor. Y lánzate de lleno. Deslígate de la opresora fuerza gravitacional. Enciende tus cohetes de propulsión. Demuéstrate a ti mismo que el retrasar las cosas ya no existe, que la esperanza vana pertenece al pasado, ahora los que mandan son la fe y la acción.

El reto es convertir este día, el primero de tu nueva andadura, en parte de una semana de otros nuevos comienzos.

Lánzate, comprueba cuántas cosas puedes iniciar y continuar en esta semana, tu semana de nuevos comienzos. Después, convierte este mes en el de los nuevos comienzos, y luego el año de los nuevos comienzos. Cuando completes tu primer año, el pasado jamás tendrá dominio sobre ti, y las costumbres, influencias, penas y fracasos del pasado serán sólo pasado. Como dice la Biblia, ahora debes estar dispuesto a ‘volar junto a las águilas’. Espero que lo tomes en cuenta, te deseo lo mejor...

 
Maca Hernandez
OrganízateYa!

México D: F.
 
¿Conoces alguien que se puede beneficiar con esta información?
Utiliza el recuadro azul más abajo para enviarle esta página.
 

La organización y los cambios de hábitos son necesarios para que puedas lograr tus metas y motivarte para mantenerte trabajando en ellas todos los días, utilizando tu agenda para cumplirlas en el tiempo en el que lo tienes planeado, toma nuestro Taller "Lograr metas y mantenerse motivado" incluye un manual que te apoyará en todo momento para que vayas aplicando el sistema en tu vida diaria sin agobios ni confusiones, así como soporte a través de tu correo electrónico durante seis meses para asesorarte mientras aprendes. ¡Todo por el mismo precio! Nuestros cursos son para mejorar tu desarrollo personal con lo que lograrás aprender a atender todas las áreas de tu vida incrementando tu autoestima una vez que apliques lo aprendido.

 
¿Estás interesado en nuestros Cursos?
Regístrate como interesado en nuestras enseñanzas. Si vives en la Ciudad de México o cerca de ella, te enviaremos la información de los eventos programados. Si vives en otra Ciudad de nuestro país o del extranjero y estás interesado en los cursos que impartimos, puedes anotarte en la lista para formar grupos en diferentes ciudades, o para que te avisemos en cuanto tengamos los cursos on line, a tu alcance por medio de internet. Esto no te compromete a nada, es solamente para enviarles la información de lo que les interese y que la puedan evaluar. Utiliza la liga que te corresponda:
Inscribete a nuestro Boletin mensual sin costo para que recibas articulos
y tips de organización y desarrollo personal, utiliza la liga
 
ENVIA ESTA PAGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail:


...le gustará y te lo agradeceremos.
Al pulsar "Enviar", dale tiempo a que abra la ventana de tu correo predeterminado. Aparecerá con la dirección de esta página, anotada en el cuerpo del mensaje y podrás añadir tus comentarios, pulsa después de nuevo "Enviar". A la persona
que se lo envies, le llegará la liga directa a esta página.
 
Registra este sitio como tu página de inicio
¡O anótanos en tus favoritos para volver!

Gracias por visitarnos, si quieres saber más de nosotros, utiliza las ligas más abajo
 
OrganizateYa!
Organiza tu vida para vivir mejor

Wagner 318 Col Vallejo, C.P.07870 México, D.F.
Teléfono: (55)5425-0735
correo@organizateya.com
*Organizateya! es una marca registrada
Copyright 2004-2017 OrganizateYa! todos los derechos reservados
 
Visita el sitio de Maca Hernández