¡Aprende a organizarte y mejora tu vida!
¡Organizar tu vida para vivir mejor!
 
Maca Hernandez te enseña organizacion y desarrollo personal
MENU
 
Más información
Inscríbete a nuestro boletin mensual, sin costo, con articulos y consejos de organización y desarrollo personal, la sección de la felicidad y los tips del mes:
Inscribirte al boletin...
 
 
Envia esta pagina a un
amigo utilizando el
recuadro azul más abajo o la liga del facebook
 
Los Talleres
 
 
 
 
 
 
 
 
Articulos Relacionados
 
 
Productos
 
 
 
 
 
/ /
Si nacimos para ganar, porqué no logramos el éxito ...
Nacido para el éxito,
programado para el fracaso...


Si tenías la página en favoritos ¡Actualízala!
Aún cuando fuimos creados con una tremenda capacidad para tener éxito, logros y vivir una vida verdaderamente maravillosa, también fuimos bombardeados cada día desde que nacimos con información que nos programó para fracasar.

El ser humano tiene todas las posibilidades para lograr el éxito en todo lo que se proponga, pero nuestra mente ha sido programada para perder desde que nacimos. Sé que suena muy drástico, pero la verdad es que muchos de nosotros no tenemos idea de cuán programados estamos, de qué tanto estamos funcionando en automático, que ya ni siquiera lo pensamos. Y un gran porcentaje de nuestra vida de hoy consiste en reaccionar y actuar de la manera en que fuimos programados desde hace años.

Entre las creencias que nos inculcaron otras personas (padres, familiares, maestros, la religión) literalmente desde el primer día de nuestra vida y toda la información que recibimos de los medios cada día, nuestra forma de ver el mundo, nuestros valores culturales y hasta el sentido de quiénes somos, son producto de fuerzas que virtualmente estaban 100% fuera de nuestro control. Es triste decirlo, muchos de nosotros nunca hemos tenido un pensamiento “original” en nuestra vida.

Así que aún cuando fuimos creados con una tremenda capacidad para tener éxito, logros y vivir una vida verdaderamente maravillosa, también fuimos bombardeados cada día desde que nacimos con información que nos programó para fracasar.

Si tú eres como la mayoría, estás viviendo lo que se llama una vida de “segunda mano”, conectándote cada día y desde la cuna hasta la tumba, creyendo, pensando y haciendo cosas para las que has sido externamente programado a pensar, creer y hacer. Y todo esto convencido de que es “tu” vida la que estás viviendo.

¿Porqué estoy sacando este tema a la luz?
Porque hasta que captemos el poco control que sobre nuestra propia vida realmente tenemos, entenderemos el daño que nos han hecho sin nuestro conocimiento ni permiso, la importancia de deshacer ese daño, y el tremendo poder que tenemos para hacerlo.

Tú tienes habilidades y capacidades que ni siquiera has soñado nunca. Sencillamente no sabes aún que las tienes.

Comprendo que esto puede ser duro de pensar e incluso te dará miedo enfrentarlo, pero el primer paso para activar tus grandes poderes es comprender porqué no te ha sido posible hacerlo en el pasado.

Quién eres tu en estos momentos de tu vida, quien has sido toda tu vida, es el producto de fuerzas externas que pudieron no tener el mayor interés por ti y que pueden haber causado (accidentalmente o a propósito) mucho daño en el desarrollo de tu propia imagen, autoestima y confianza, cuando eras todavía muy joven para oponerte a ello o incluso saber que esto estaba sucediendo.

Como resultado muchos de nosotros no tenemos ni idea de quienes somos realmente, dejando aparte lo que podríamos ser. Así que nuestro impresionante potencial puede nunca ser revelado a nosotros mismos o a nadie más. En lugar de eso, estamos atrapados en un cuerpo insano, viviendo una vida infeliz que ni siquiera amamos y que incluso puede no gustarnos.

Nunca comprendimos el problema, no digamos el cómo resolverlo. Y todo por las acciones de las personas que nos rodearon y que muy probablemente con la mejor intención pensaron que nos estaban ayudando cuando ellos mismos seguramente pasaron por la vida sin tener una pista de lo que estaba sucediendo. Y así va pasando de generación en generación. Por eso no nos sorprende porqué el mundo está como está. Y aún con todo esto, sufrimos en silencio, esperanzados en que podremos lograrlo un día más. ¿Es eso vivir realmente? Me parece que no.

¡Pero qué podemos hacer! Mucho más de lo que te imaginas

No eres libre. Si quieres tener éxito perdiendo peso o en cualquier área de tu vida, esto es algo que debes entender primero. No eres libre ahora y nunca lo has sido. Puedes pensar que eres libre, pero en realidad, estás más lejos de ser libre de lo que te puedes imaginar.

Puedes creer que tienes libertad de elegir, pero en realidad no tienes prácticamente ninguna posibilidad de elegir, al menos no todavía. La verdad es que estás funcionando en automático. Tu programación comenzó el día que naciste, y continúa aún ahora. Estás programado para reaccionar mecánica y automáticamente al mundo a tu alrededor, de acuerdo con las creencias que te fueron enseñadas desde hace mucho tiempo.

Como resultado, estás operando en “piloto automático” igual que el gato que corre cada vez que escucha el abrelatas eléctrico, o el perro que se vuelve loco cada vez que escucha el auto de su amo llegar, tu estás programado a hacer lo que sea que tu haces. Estás lleno de comportamientos habituales, algunos de los cuales te ayudan y otros pueden ser extremadamente dañinos. La peor parte es que tu no tienes ni idea de lo que te han hecho. Vives una ilusión tan convencido que ni siquiera puedes verlo. Este es el regalo que te da el mundo, no es necesario que te guste, pero es ¡absolutamente imperativo que lo sepas!

Por favor comprende que nada de esto es tu culpa, pero sí es tu realidad. Y si algo va a cambiar va a ser tu responsabilidad. La buena noticia es que tú puedes ser libre, pero hay algunas cosas que necesitas hacer para lograrlo.

Primero tienes que tomar un rol pro-activo en el proceso. Necesitarás convertirte activamente en el “programador”. Necesitas aceptar la responsabilidad para la futura dirección de tu propia vida.

Bien, ahora que no existe duda (espero) en tu mente acerca de cuál es el problema, te revelaré la solución, tu solución. Porque la feliz noticia de que todo lo que se aprende se puede desaprender, que lo que fue programado se puede re-programar, y lo mejor de todo de que cualquiera que sea el daño que te hayan hecho, ¡se puede deshacer!

Ahora, nadie lo puede hacer por ti, pero si puedes conseguir ayuda para lograrlo. Si honestamente deseas dejar de ser la víctima de tu propio pasado y comenzar a jugar un rol activo creando tu propio futuro, entonces ¡el cielo es el límite¡

Si ya estás harto con el cuerpo y la vida que tu programación pasada han creado hasta ahora para ti, te enseñaré algunas técnicas sólidas y específicas para que retomes el control del volante, reclamando el control de tu vida, y dirigiendo el curso de tu destino a partir de ahora y que te llevará finalmente a dónde tú quieres ir.

La buena noticia es que tú eres ahora y siempre has sido
“El programador”


La maravillosa y liberadora verdad es que ningún programa dentro de ti puede ser creado, implantado, sostenido o borrado sin tu personal consentimiento, sin importar desde hace cuánto lo tienes o que tan inconscientemente lo hayas aceptado. Tu eres siempre “el programador” Aunque es verdad que influencias externas provenientes de padres, familiares o maestros entre otros han jugado un rol poderoso en llevarte hacia ciertas creencias o en alejarte de ellas. Pero esas influencias no tienen todo el poder sobre ti.

Si tus padres te dijeran que saltaras desde un edificio alto o que ingirieras un veneno, no lo harías, por supuesto, sin embargo, creencias y sugestiones que no eran tan obviamente destructivas, pudieron y de hecho lograron atravesar tu radar en tu niñez. Y todavía viven en ti al día de hoy.

Así que ¿cuál es la solución? ¿Cómo solucionamos el problema en el que estamos metidos? Déjame preguntarte algo: ¿Alguna vez has discutido o estado en desacuerdo con tus padres, maestros, jefe? ¿Fue algo bueno? Quizás, pero de que fue bueno tener esa capacidad, ¡absolutamente! No fuiste traído a este mundo para operar con la programación de otras personas.

La siguiente pregunta: ¿Por qué discutías? ¿Cuál era realmente la razón? Discutías porque creías que tenías el derecho, incluso la obligación de hacer lo que tú considerabas que era en tu beneficio. ¿Y sabes qué? Todavía puedes hacerlo ahora mismo. Aún puedes discutir y reemplazar cualquier creencia o programa que no te sirva y ser más feliz y/o saludable. Si, tus viejos programas son ahora hábitos, pero eso es todo lo que son. No son ¡sentencias de vida!

La llave para lograr el éxito comienza con comprender y aceptar que estamos tan programados como la computadora que tenemos en el escritorio. ¿Tienes problema comprendiendo o aceptando esto?

¿Sabes algo de cómo funcionan los programas de una computadora? ¿Has escuchado alguna vez acerca de una “subrutina”. Es un pequeño programa que está incluido dentro de un programa más grande para llevar a cabo algunas funciones específicas cuando son llamados a hacerlo. Y esa es la otra llave del éxito. Una subrutina no trabaja todo el tiempo, solamente cuándo es requerida.

Pues vas a crear solamente una subrutina y su propósito será de servir como una “desviación”, una ruta nueva de comportamiento, que entrará en acción en el preciso momento que la necesites cuando de otra forma estarías comiendo para compensar, cancelando tu dieta o haciendo lo que sea tu comportamiento habitual que te está impidiendo lograr lo que deseas.

Básicamente lo que harás será crear una nueva opción de un comportamiento sano y te asegurarás de que efectivamente lo utilices cuando lo necesites. Como no tenemos mucho espacio para meternos en más detalles sobre el proceso, el primer paso es estar muy conciente del comportamiento actual que deseas cambiar. En otras palabras, conciente de lo que estás pensando, haciendo y diciendo en el momento preciso en el que empiezas a hacer lo que sabes que no te funciona. Averigua cuál es tu diálogo interno y tu experiencia interna en ese momento.

Así que el primer paso en realidad será el que te observes cuando te empiezas a comportar en la forma en que no te ayuda. Una vez que te hagas consciente de tu comportamiento dañino, piensa con qué otra conducta lo puedes suplir cada vez que te descubras haciéndolo. Por ejemplo, si tienes el hábito de comer entre comidas y quieres quitártelo, comienza por observarte cuando vas hacia el refrigerador o la despensa a sacar algo para comer. Te sonará extraño, pero debemos comenzar por hacer ese comportamiento consciente en nuestra mente, porque hasta hoy lo has estado haciendo en automático.

Una vez que lo tienes consciente, decide con cuál nuevo hábito vas a suplir este. Por ejemplo, tomar un vaso de agua para que el estómago se engañe. Así que de ahora en adelante, cada vez que te descubras camino al refrigerador o la despensa, cambia la ruta y vete a por un vaso de agua. Si tienes la constancia de hacerlo todas las veces que lo necesites, será cuestión de días para que este nuevo hábito reemplace al anterior y te sea más fácil lograr tu meta de bajar de peso. De esta manera es que puedes cambiar cualquier hábito que te esté impidiendo lograr tu meta por otro que te ayude a lograrla.

En resumen, para dejar de perder y comenzar a ganar, solamente necesitarás hacer dos cosas: diseñar un comportamiento de reemplazo alternativo que tu “activarás” cuando veas o sientas que comienzas a comportarte con esa programación que no te ayuda, cuando empiezas a caer en tus acciones habituales no saludables. Y utilizar tu propio “estar conciente” de que estás cayendo otra vez en ese comportamiento para activar tu nueva y saludable subrutina de comportamiento.

¡Y eso es todo! Sin estrés, sin lucha, nada complicado. Que no lo lograrás al primer intento, desde luego que no, pero tampoco adquiriste el hábito malo desde el primer intento. Si vas a lograr el éxito pero no tienes que tener prisa. Lo que sí necesitas es práctica, paciencia y persistencia, las tres “P”s del éxito.

Sé que lo puedes lograr, ¿lo harás? Esa es tu decisión. Pero si te puedo ayudar en alguna forma sinceramente espero que me lo digas.
Organiza tu vida para vivir mejor
Maca

 
Maca Hernandez
OrganízateYa!

México D: F.
 
¿Conoces alguien que se puede beneficiar con esta información?
Utiliza el recuadro azul más abajo para enviarle esta página.
 

Te enseñamos a organizar y controlar tus pendientes y metas, a mejorar o adquirir hábitos que te ayuden a lograrlo, a modificar conductas para mantener una actitud positiva en todo momento y a mejorar con todo esto tu autoestima. Nuestros cursos son para mejorar tu desarrollo personal con lo que lograrás aprender a atender todas las áreas de tu vida incrementando tu autoestima una vez que apliques lo aprendido. Utiliza las ligas para revisar los temarios y los eventos de los Talleres.

 
¿Estás interesado en nuestros Cursos para aprender a organizarte?
Regístrate como interesado en nuestras enseñanzas. Si vives en la Ciudad de México o cerca de ella, te enviaremos la información de los eventos programados. Si vives en otra Ciudad de nuestro país o del extranjero y estás interesado en los cursos que impartimos, puedes anotarte en la lista para formar grupos en diferentes ciudades, o para que te avisemos en cuanto tengamos los cursos on line, a tu alcance por medio de internet. Esto no te compromete a nada, es solamente para enviarles la información de lo que les interese y que la puedan evaluar. Utiliza la liga que te corresponda:
Inscribete a nuestro Boletin mensual sin costo para que recibas articulos
y tips de organización y desarrollo personal, utiliza la liga
 
ENVIA ESTA PAGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail:


...le gustará y te lo agradeceremos.
Al pulsar "Enviar", dale tiempo a que abra la ventana de tu correo predeterminado. Aparecerá con la dirección de esta página, anotada en el cuerpo del mensaje y podrás añadir tus comentarios, pulsa después de nuevo "Enviar". A la persona
que se lo envies, le llegará la liga directa a esta página.
 
Registra este sitio como tu página de inicio
¡O anótanos en tus favoritos para volver!

Gracias por visitarnos, si quieres saber más de nosotros, utiliza las ligas más abajo
 
OrganizateYa!
Organiza tu vida para vivir mejor

Calle Wagner 318, Col Vallejo, C.P.07870 México, D.F.
Teléfono: (55)5425-0735
correo@organizateya.com
*Organizateya! es una marca registrada
Copyright 2004-2017 OrganizateYa! todos los derechos reservados
 
Visita el sitio de Maca Hernández