Organiza tu vida para vivir mejor
¿Qué sucede cuando no estás bien organizado?
"Ocupado"

Generalmente culpamos a nuestra memoria, a nuestra salud o a los demás por la mala actuación que tenemos resolviendo las actividades y pendientes de cada día de nuestra vida. La única verdad es que somos los responsables de esa mala actuación por no haber aprendido a organizarnos. Ser una persona organizada te da la concentración de enfocarte en lo que estás haciendo hasta terminarlo. El mejor ejemplo de una persona que no está organizada es el siguiente:

“Decidí lavar mi coche, así que me encaminé hacia la puerta con la cubeta, el jabón y la jerga, cuando ví que el correo estaba sobre la mesa y aunque había decidido lavar el auto, me detuve a revisar primero el correo. Dejé las llaves del auto sobre la mesa y revisando los papeles tiré lo que no servía y me dí cuenta que el cesto de basura estaba lleno, así que fui a dejar las cuentas y facturas en el cajón del escritorio para ir a vaciar el bote.

Pero al abrir el cajón se me ocurrió que debía de hacer los cheques para pagar las cuentas y no encontraba la chequera, cuando la encontré ví que sólo quedaba un cheque ¿Y dónde quedó la otra chequera? Me acordé que estaba en el segundo cajón de la cómoda de mi recámara. Fui hacia allá y ¡Ahí estaba el jugo que me estaba tomando y que no sabía donde lo había dejado! Antes de ir a por los cheques decidí alejar el jugo de la computadora por razones obvias y lo fui a poner en el refrigerador para que se enfriara de nuevo.

Cuando llegué a la cocina me dí cuenta que las plantas necesitaban agua, así que dejé el vaso de jugo sobre la mesa y ¡ahí estaban los condenados lentes que había estado buscando por la mañana! En cuanto acabe con las plantas los guardo para no perderlos de nuevo. Llené una jarra con agua para regar las plantitas y comenzaba yo a regarlas cuando veo el control remoto de la televisión sobre el mostrador de la cocina, con el enojo tiré un poco de agua al piso, ahora lo limpiaré ¿Cuántas veces les he dicho que lo dejen cerca del televisor? Luego nos volvemos locos buscándolo cuando queremos ver la tele, mejor lo pongo en su lugar de una vez, fui hacia la sala, y tuve la sensación de que había algo que quería hacer, arrojé el control remoto sobre un sillón y me fui hacia la puerta de entra tratando de acordarme qué es lo que pensaba hacer inicialmente.

Por supuesto, al final del día mi coche estaba sucio y la cubeta con las cosas de limpiar en la sala, el cesto de basura seguía lleno, las cuentas seguían sin pagarse, la chequera sigue teniendo un solo cheque, el vaso de jugo está sobre la mesa de la cocina, las plantas se marchitaron, el piso de la cocina está sucio y ¡no supe dónde dejé las llaves del auto,  los lentes, ni el control remoto!.

No comprendí porqué no había podido terminar de hacer nada en todo el día, y me sorprendí porque sé que estuve todo el día ¡Ocupadísimo!

 
www.organizateya.com