Pedir ayuda es señal de fortaleza, no pedirla es señal de debilidad.

Uno de los errores más comunes que cometemos es pensar que pedir ayuda es signo de debilidad o de incapacidad, y hacer de hecho es señal de confianza. Ninguna persona tiene todas las respuestas, ninguno es al máximo de sus capacidades cada día. Nadie es perfecto. Todos nos podemos beneficiar de la ayuda de alguien más a lo largo del camino.

Hay una frase de Zig Ziglar que dice “El fracaso es un evento, no una persona”. Pedir ayuda también es un evento, no una persona.

Llama la atención encontrarse con personas que se resisten a pedir ayuda cuando el ego o el orgullo está de por medio. Esto viene de la percepción del nivel de competencia o de la percepción de la falta de competencia. Cuando sientes que te encuentras en un cierto nivel de experiencia, puedes estar renuente a pedir ayuda, porque piensas que alguien de tu nivel no debería necesitar ayuda. Alguien podría pensar que estás perdiendo el toque o te estás quedando atrás. Pedir ayuda amenaza tu estatus, tu sentido de lo que eres, tu posición dentro de un grupo.

Por otro lado, nos asusta pedir ayuda, porque las personas no saben qué hacer, pero sienten que deberían de saberlo, sentimos ese miedo o preocupación de comprometer a otros a que sepan y puedan ayudarnos.

Observa como en ambos ejemplos el problema se encuentra en que te preocupa lo que otros piensan de ti. Sientes que si pides ayuda los demás pensarán que no eras lo que ellos creían, cosa que no debería preocuparte.

Otro aspecto sobre cómo el pedir ayuda afecta tu sentido de estatus es el miedo de que las personas te van a criticar. Te preocupa que se les puedan crear dudas respecto a tus habilidades, y podrían comentar cosas negativas acerca de ti a tus espaldas, y lo harán, te criticarán. Sin embargo debes recordar que de todas maneras siempre habrá alguien que criticará lo que haces.

Encontrarás que algunas personas te criticarán, te cuestionarán y hablarán negativamente de ti cuando pidas ayuda igual que si no la pidieras. Siempre existirán personas que critican, cuestionan o hablan negativamente de ti, siempre encontrarán algo negativo que decir acerca de las cosas buenas que haces, tan fácilmente como que te criticarán por las cosas que no van tan bien.

Pedir ayuda es un evento, no una persona, no eres tú, eres tú pidiendo ayuda para algo específico. Pedir ayuda no solo es una señal de confianza en ti mismo sino también de competencia y habilidad. Personas competentes pedirán ayuda en cualquier momento en el que sepan que les pueda ser beneficioso. Puede ser tan solo para conseguir una segunda opinión, pero no dudan en pedir la ayuda que necesiten. Las personas competentes reconocen que lo importante es conseguir resultados. A nadie le importará o recordará quién hizo qué o quién le pidió ayuda a quién, lo que si se recordará es el resultado.

¿Realmente crees que te hará menos exitoso si consigues éxito en algo debido a la ayuda de otros?

Si alguna persona quiere pensar o sentirse superior, porque les fue posible lograr algo sin ningún tipo de ayuda, no podemos dejar de pensar cuánto más exitoso hubiera sido si hubieran pedido ayuda a lo largo del camino de su meta. De hecho no recuerdo a una persona exitosa en la vida que yo haya conocido que no haya necesitado ayuda en el proceso de su logro, más bien comentan que no les habría sido posible lograrlo sin la ayuda de algunas personas que los apoyaron en el camino.

“Las personas exitosas siempre están buscando oportunidades para ayudar a otros”
Brian Tracy

No permitas que el miedo a lo que otros puedan decir se interponga en tu camino al pedir la ayuda que puedas necesitar para conseguir tu objetivo. ¿Es que ellos lograrán por ti el éxito? ¿Te darán los resultados que deseas, o te darán tus metas personales y financieras? Por supuesto que no, déjalos que hablen, tú estarás muy ocupado beneficiándote de la ayuda que estés recibiendo como para escucharlos o preocuparte por ellos.

“No es tanto la ayuda de otros lo que nos ayuda, como la confianza que sentimos de su ayuda”
Anónimo

Te deseo lo mejor
Maca

 

Maca Hernández
OrganízateYa!
México, CDMX

Compartir: