¡Aprende a organizarte y mejora tu vida!
¡Organizar tu vida para vivir mejor!
 
Maca Hernandez te enseña organizacion y desarrollo personal
MENU
 
Más información
Inscríbete a nuestro boletin mensual, sin costo, con articulos y consejos de organización y desarrollo personal, la sección de la felicidad y los tips del mes:
Inscribirte al boletin...
 
 
Envia esta pagina a un
amigo utilizando el
recuadro azul más abajo
o la liga del facebook
 
Los Talleres
 
 
 
 
 
 
 
 
Articulos Relacionados
 
 
Productos
 
 
 
 
 
/ /
Observa tu lenguaje para que puedas lograr tus metas...
Ten cuidado con
"intentar" y "esperar"


Si tenías la página en favoritos ¡Actualízala!
Cuando estás cerca de perder el momento oportuno de
hacer algo que deseas, hay un método sencillo para darte cuenta antes de que suceda, ya sea al comenzar un nuevo negocio o proyecto, un nuevo plan de desarrollo personal
o cualquier otra iniciativa de mejora.

Este método también se aplica para proyectos en los que trabajes ya sea por tu cuenta o donde seas parte de un grupo de trabajo.

Toma en cuenta estas dos palabras: “intentar” y “esperar”

Cuando estás comenzando a trabajar en algo nuevo, en alguna oportunidad de un nuevo negocio, un nuevo proyecto en el trabajo, o algo que piensas que mejorará tu vida, cuando describes esta nueva aventura tu lenguaje comienza con un lenguaje específico, eres claro y determinante.

Las palabras que utilizas para describir como lograrás tus resultados son típicamente muy específicas y orientadas hacia tus metas. Tu  lenguaje es muy declaratorio y la palabra “Lograré” es muy prominente en términos de la descripción del futuro. Tú hablas o piensas en oraciones que comienzan como “En esta fecha lograré”, “Lo completaré para esta fecha”, “Lo conseguiré” y otras del estilo.

También describes el presente en términos de acciones tomadas en el trabajo como “terminé x”, “completamos y”, “estoy en el proceso de hacer z”, etc. Las fechas límites se cumplen, las tareas o metas intermedias se están completando, y se está avanzando en la dirección de las metas deseadas.

Sin embargo, ocurre un fenómeno muy interesante cuando tú como individuo o como integrante de un grupo, comienzas a encontrarte con dificultades o dudas acerca de lo que sea que estés tratando de hacer.

El lenguaje específico comienza a convertirse en lenguaje de probabilidad. El “Lograré” y el “estoy haciendo” se convierten en “espero lograr” y “lo voy a intentar”. En otras palabras, la certeza del “Lograré” se convierte en la incertidumbre del “espero” y “lo intentaré”

Tu lenguaje puede cambiar sin que te des cuenta y este cambio comienza mucho antes de que se haga evidente en las metas no alcanzadas o en los resultados pobremente logrados. Antes de que falles con una fecha límite o con alguna meta, incluso antes de que estés conscientemente comprendiendo lo que está sucediendo, los signos del problema se manifiestan por sí mismos en las frases sutiles pero reconocibles de “espero que” y “lo intentaré”

Observando este aspecto del éxito, puedes reconocer cuando haya un problema mucho antes de que se convierta en uno y todo lo que necesitas hacer es escuchar atentamente tu lenguaje.

El cambio en el lenguaje es una señal de que tu ego está plantando sus semillas de duda, miedo y excusas, y eso en poco tiempo te hará enfrentar problemas, fracasos, metas no alcanzadas y fechas límites no cumplidas.

Cuando comiences a escucharte utilizando estas palabras o escuches alguien más que lo haga, es una señal clara de que algo está mal. Te has movido del “yo puedo” al “yo espero”, de la confianza a la incertidumbre, de la seguridad a la duda.

Las palabras “intentar y “esperar” por definición contienen la posibilidad del fracaso, algún potencial o la posibilidad de que algo no suceda, o no vaya de la manera que tú lo deseas. Estas palabras proyectan un mensaje de posible fracaso o retraso de fechas límites que no se podrán cumplir.

La inclusión de las palabras “intentar” y “espero” también provocan posturas defensivas como “bueno, ahora ya sé más de lo que sabía antes”, o “dependo de otras personas o de otros eventos que no puedo controlar”. Desde luego que “esperas” que funcione y lo vas a “intentar”, pero después de todo como puede alguien esperar que estés seguro cuando enfrentas todas esas dudas.

Así es como tu ego te protege contra los fracasos y cómo puedes encontrarte razonando que no es tu culpa. Aún cuando verdaderamente no sea tu culpa, al permitir que tu ego dirija tus pensamientos de esta manera, te impedirá tener la mente clara para que puedas pensar en soluciones. Debo añadir que las dependencias y las dudas normalmente ya se encontraban presentes cuando te sentías seguro de lograr tu meta, sencillamente no les estabas prestando atención.

Las personas tienden a sentirse molestas cuando les haces notar la utilización de las palabras “intentar” y “esperar”. ¿Cómo podría alguien hacer algo más que tener esperanza cuando tienen que depender en tantos otros? Te podrían acusar de ser irrazonable y seguir ignorando la severidad de los problemas que están enfrentando.

Te puedes encontrar pensando que realmente no hay nada más que puedas hacer. Te dices a ti mismo que no hay manera de que puedas asegurar si algo se realizará o no. Te repites una y otra vez, que todo lo que puedes hacer es “intentarlo” y “esperar” lo mejor.

Darte cuenta en ti o en los demás sobre el uso de “intentar” y “esperar” no quiere decir que sea menos el problema que están enfrentando tú o los demás. No es acerca de hacer menos los miedos o las dudas que acabas de descubrir, o las dependencias que no se reconocieron tempranamente. No es para castigarte por no haber podido mantener tu promesa el día de hoy, es para que te puedas enfocar en el compromiso que puedes hacer para mañana. Es pensar acerca de lo que tú ya tendrás que pasar hacia delante aún cuando sea solamente un pequeño paso, en lugar de pensar en lo que no tienes y hacer nada.

Las palabras “intentar” y “esperar” pueden llevarte a una trampa de culpar a otros y de no hacerte responsable de tu éxito o de tu fracaso. Estas palabras contienen en sí ya un mensaje de que uno está de acuerdo en aceptar el fracaso y de que uno no tiene la posibilidad de superar los obstáculos para mantenerse en el camino del éxito.

El deslizarse desde la especificidad a la probabilidad, desde el “yo podré o lo haré” a la confusión del “espero que” y “lo intentaré” nos puede suceder a todos. Es una señal de que es tiempo de poner tu atención en acciones específicas que puedas llevar a cabo para hacer desaparecer el “espero” y el “intentar” de tu vocabulario, para moverte solamente con el “yo podré”,  “yo puedo” o  “lo hice”. Pon atención en tus palabras y escríbeme tus comentarios sobre este artículo, ¿puedes o lo vas a intentar?.
Maca

 
Maca Hernandez
OrganízateYa!

México D: F.
 
¿Conoces alguien que se puede beneficiar con esta información?
Utiliza el recuadro azul más abajo para enviarle esta página.
 

Te enseñamos a organizar y controlar tus pendientes y metas, a mejorar o adquirir hábitos que te ayuden a lograrlo, a modificar conductas para mantener una actitud positiva en todo momento y a mejorar con todo esto tu autoestima. Nuestros cursos son para mejorar tu desarrollo personal con lo que lograrás aprender a atender todas las áreas de tu vida incrementando tu autoestima una vez que apliques lo aprendido. Utiliza las ligas para revisar los temarios y los eventos de los Talleres.

 
¿Estás interesado en nuestros Cursos para aprender a organizarte?
Regístrate como interesado en nuestras enseñanzas. Si vives en la Ciudad de México o cerca de ella, te enviaremos la información de los eventos programados. Si vives en otra Ciudad de nuestro país o del extranjero y estás interesado en los cursos que impartimos, puedes anotarte en la lista para formar grupos en diferentes ciudades, o para que te avisemos en cuanto tengamos los cursos on line, a tu alcance por medio de internet. Esto no te compromete a nada, es solamente para enviarles la información de lo que les interese y que la puedan evaluar. Utiliza la liga que te corresponda:
Inscribete a nuestro Boletin mensual sin costo para que recibas articulos
y tips de organización y desarrollo personal, utiliza la liga
 
ENVIA ESTA PAGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail:


...le gustará y te lo agradeceremos
Al pulsar "Enviar", dale tiempo a que abra la ventana de tu correo
predeterminado. Aparecerá con la dirección de esta página, anotada
en el cuerpo del mensaje y podrás añadir tus comentarios, pulsa
después de nuevo "Enviar". A la persona que se lo envies, le llegará
la liga directa a esta página.
 
Registra este sitio como tu página de inicio
¡O anótanos en tus favoritos para volver!

Gracias por visitarnos, si quieres saber más de nosotros, utiliza las ligas de más abajo
 
OrganizateYa!
Organiza tu vida para vivir mejor

Santa Margarita no.108-101A Col Del Valle C.P.03100 México, D.F.
Teléfono: (55)5425-0735
correo@organizateya.com
*Organizateya! es una marca registrada
Copyright 2004-2014 OrganizateYa! todos los derechos reservados
 
Visita el sitio de Maca Hernández