Toma en cuenta estos consejos a la hora de organizar tus actividades del día, para que puedas lograr más productividad y concentrarte siempre en tus prioridades. Planear es importante, pero hacerlo tomando en cuenta estos puntos es todavía mejor…

Hacer tu planeación del día será muy fácil si sigues estos 3 secretos:

1.   No satures tu día. Es todo un arte programar tus actividades del día de manera efectiva para que lo tengas lleno de actividades útiles, pero sin exagerar. Programar demasiadas actividades para el día, te puede dejar exhausto al terminar o frustrado si no lograste cumplirlas todas o la mayoría, y si programas muy pocas actividades estarás perdiendo tu valioso tiempo que podrías estar utilizando en el logro de tus metas. Organiza tu agenda del día, de manera que dejes espacios para lo que vaya surgiendo durante el día y puedes tener preparadas algunas acciones en caso de que no haya muchas interrupciones. De esta manera asegurarás que tu día sea productivo y que te mantengas concentrado en las prioridades siempre.

2. Calcula tus tiempos. Si piensas que una actividad te llevará unos 15 minutos completarla, calcula otros 10 o 15. La mayoría de la gente subestima el tiempo que le llevarán sus actividades. Por ejemplo si es una actividad fuera de casa y de la oficina y calculas un tiempo estimado sin considerar si encuentras tráfico, llegarás tarde y no podrás llevar a cabo el resto de tu planeación del día. Calcula más tiempo y si terminas antes, estarás libre para trabajar en algo más. Si calculas un tiempo determinado para trabajar en algún proyecto importante y te lleva más, revisa las actividades y evalúa si te conviene continuar trabajando en él o dejarlo para seguir con tus planes del día.

3. Utiliza el mejor momento del día. Siempre planea las tareas o actividades que requieran de toda tu atención, en el momento del día en el que estás más alerta y con más energía. Para algunas personas, su mejor momento será por las mañanas al comenzar el día, para otras podría ser en la tarde. El horario que elijas dependerá de tus niveles de energía según el momento del día. Si coincide también con el momento del día en el que menos te interrumpen, te dará un tiempo precioso para trabajar en proyectos importantes que requieran de toda tu creatividad y enfoque para su desarrollo. Si tomas en cuenta esto a la hora de programar tus actividades del día, estarás garantizando un tiempo de trabajo sumamente productivo.

No es un trabajo fácil en lo que aprendes a hacerlo correctamente, pero la única forma es intentarlo todos los días, hasta que comprendas cuál es la mejor forma de sacarle partido a tu día de manera que en lugar de terminar agobiado o frustrado, acabes motivado para el día siguiente porque pudiste cumplir bien con el día de hoy. Poco a poco irás comprendiendo cuáles son los tiempos más aproximados para cada tarea para que tu programación sea más efectiva y puedas ser más productivo, y si tienes el cuidado de planear las cosas más importantes en tus mejores momentos de cada día, estarás dando pasos enormes en el camino del logro de tus metas. Te deseo lo mejor y ¡organízate para que seas feliz!
Maca

 

Maca Hernandez
OrganízateYa!

México CDMX

Compartir: