No nos damos cuenta, pero desperdiciamos mucho tiempo a lo largo del día, si te haces consciente de ello y te observas, podrás ahorrar tiempo al dejar de distraerte, y también hay maneras de lograrlo sacrificando algunas cosas que no son importantes para tener tiempo para trabajar en conseguir tus metas.

¿Qué harías si tuvieras media hora extra al día?

¿Deseas aprender una nueva habilidad pero no encuentras el tiempo para practicar?

¿O te gustaría pasar algunos minutos más con tu familia compartiendo?

No importa lo ocupados que estemos, la mayoría de los días podríamos liberar media hora, aunque tendremos que hacer algunos sacrificios, pero no son grandes sacrificios y la recompensa de hacerlo es mucho mayor.

Media hora no te puede parecer gran cosa, pero si lo sumas, al año vienen siendo 250 medias horas, o sea 125 horas, si tomamos solo los días de trabajo de la semana de lunes a viernes. Esto es un poco más de 5 días de tiempo corrido extra en el año, o lo que sería un poco más de 3 semanas en horario de trabajo de lunes a viernes, 8 horas diarias. ¿Qué tanto podrías hacer si te tomaras 3 semanas libres para trabajar 8 horas diarias en tus propios proyectos?

Aquí te propongo 10 maneras de “rescatar” por lo menos media hora al día. No todas serán posibles para algunas personas, pero por lo menos una de ellas podría ser lo que necesitas para darte un poco de tiempo extra y poder trabajar en tus proyectos.


Deja de ver un programa de televisión cada día

Te prometo que no la extrañarás, pero sé que algunas personas necesitan ese tipo de entretenimiento por la noche, y puede ser el único momento en el que logras que tus hijos se queden quietos reuniendo así a la familia, estoy de acuerdo, pero por lo menos puedes dejar de ver un programa, en el espacio entre estar un rato con tus hijos y tu programa favorito de más tarde.

Deja tu auto un día o dos
En general transportase de ida y vuelta del trabajo,  nos lleva mucho tiempo en nuestro auto, debido a la congestión del tráfico por ser las horas más difíciles para circular, si cuentas con una estación del metro cerca de tu casa, deja tu auto un día o dos a la semana y ahorrarás en tiempo de ida y también de vuelta, porque para el metro no hay tráfico y reducirás considerablemente el tiempo de transporte ganando esa media hora que estás buscando, aparte de que podrías aprovechar que no vas conduciendo tu automóvil para leer o revisar algún documento en el camino.

Levántate más temprano
Despertar a las 6 en lugar de las 6:30 o el horario que tú utilices. La realidad es que con dormir 7 horas es más que suficiente, así que si te acuestas a las 11 de la noche, podrás levantarte sin ningún problema a las 7, si deseas levantarte a las 6:30 vete a dormir a las 10:30 pm. Si con 6 horas y media te es más que suficiente para sentirte descansado,  mejor, porque podrás o acostarte más tarde haciendo algo que te interese, o levantarte más temprano para alcanzar a hacer algo que te interese antes de empezar el día.

Posterga algunas tareas
Siempre se está hablando de que no debes de postergar, pero en este caso la recomendación es postergar un día o dos alguna tarea, con el propósito de utilizar esa media hora en escribir o estudiar, y después te apuras para ponerte al día con esa tarea. Posponer una tarea de rutina que no afecte gran cosa a tu vida como sería no reunir la basura de toda la casa hoy y dejarlo para mañana, no será algo de lo que sientas remordimiento y en cambio no trabajar o estudiar en lo que deseas, si sería para sentirte mal de no haberlo hecho. Todo es cuestión de organizarse para volver a ponerse al día.

Aprovecha el tiempo de las clases de la tarde de tus hijos
Lleva a tus hijos a su clase de Karate, ballet o gimnasia y en lugar de volverte a tu casa, ve a un café cercano o incluso quédate en tu auto a trabajar en algo que te interese. Te puedes llevar un archivo para revisar, la laptop o tablet para trabajar, o llevarte un cuaderno para tomar notas desarrollando alguna idea.

Cocina por adelantado
Cuando cocinas para varios días el tiempo que te llevas cocinando es un poco más pero nunca el tiempo que te toma cocinar cada día solo para lo que consumirás. Cocina y congela el sábado o domingo, y ahorrarás tiempo cada día al solo tener que recalentar la comida para servirla y ocupa ese tiempo en tus proyectos.

Aprovecha el tiempo de tu comida en el trabajo
Llévate tu comida desde la casa, encuentra un lugar tranquilo cercano, come en poco tiempo y trabaja en tu proyecto un rato. Te ahorrarás el tiempo de transportarte y el tiempo que tardan en un restaurante para servirte. Puedes también comer más ligero y cenar algo más serio temprano en la noche, para que tengas más tiempo al medio día para ocuparte de tu proyecto.

Una noche a la semana cada quien se atiende
Si planeas una noche a la semana en la que cada quien en la familia se atiende, tu te desconectas de cocinar y preparar, así como de recoger los trastes, puedes hacerlo una regla con la familia para que tengas una noche a la semana para organizarte como a ti mejor te convenga haciendo tus cosas. Desde luego que para esto necesitas que tus hijos ya tengan la edad de atenderse solos en la cena o de que tengan hermanos que los ayuden.

Aprovecha los tiempos de espera
Si estás al teléfono en espera de que te contesten, en la fila del banco esperando a que te atiendan o en la sala del doctor esperando tu turno, aprovecha para trabajar en tu proyecto, para leer o estudiar algo que te interese, por eso es importante siempre llevar contigo cosas con las que puedas trabajar, para cuando se presenten esos momentos que a veces no los esperas.

Haz tus compras con una lista organizada
Procura ir a tus compras en los horarios en que menos gente vaya, evita las multitudes y organiza tu lista por departamentos, para que logres una visita rápida y salir con lo que necesitas. Los sábados o domingos temprano, no encuentras mucha gente, así que planea tus compras en esos horarios. Si de vez en cuando haces esto, estarás ahorrando esa media hora para ocuparla en lo que te gusta y deseas hacer. Si tienes cuidado de anotar todos los pendientes, también te ahorrarás el tiempo de ir a la tienda cerca de casa, a buscar un litro de leche o algo que se te olvidó. Ahorra tiempo en rutinas y gánalo en tus proyectos.

Necesitarás un poco de disciplina para que estos consejos te funcionen, porque es importante mantenerte consciente de ese ahorro de tiempo para utilizarlo productivamente, o lo perderás poniéndote a platicar con la amiga que te encuentras en el camino, o cuando te llamen por teléfono y la conversación se prolongue. Habrás entonces trabajado en vano, porque lo que ganaste por un lado, lo perderás por el otro. Cuando te sientas frustrado o enojado por estos pequeños sacrificios, solamente repite una y otra vez que lo que estás perdiendo no es nada tan importante como lo que estás ganando, que es el tiempo para trabajar acercándote a tus metas.
¡Organízate para ser feliz!
Maca

 

Maca Hernández
OrganízateYa!

México CDMX

Compartir: