Nada te da más satisfacción que cuando logras algo que tenías planeado y en lo cual estuviste trabajando sin descanso hasta alcanzarlo, y esa satisfacción es la que eleva tu autoestima cada vez que alcanzas un objetivo deseado.

Uno de los problemas más serios que enfrentan muchas personas es no terminar lo que empiezan. Podrías decir que es posible que hayan perdido el interés, pero me atrevería a asegurar que es más bien por que adquirieron ese hábito de no terminar nada de lo que comienzan.

Si eres padre y tienes hijos pequeños, obsérvalos y si son de los que sacan un juego, comienzan a jugar, se aburren y lo dejan, sacan otro juego y sin terminar, se aburren y lo dejan, esto habla de que el niño no ha aprendido a concentrarse llegando hasta el final de su objetivo inicial. Cuando son niños es el momento de enseñarles a concentrarse. Busca juegos que lo obliguen a enfocar su mente por un determinado tiempo hasta terminar la tarea. Este entrenamiento es muy valioso porque cuando vaya a la escuela, tendrá ese hábito de concentrarse totalmente en lo que está haciendo y de darle el seguimiento necesario hasta completar cada meta que se proponga. Enseña a tus hijos a tener metas y a trabajar en ellas hasta lograrlas. Por ejemplo, si desea un juego caro, que aprenda a ahorrar y a ser constante en su ahorro, incluso a hacer trabajitos en el hogar para recibir más dinero y ahorrarlo con la idea de algún día completar lo que necesita para comprar su juego deseado.

Los juegos de mesa y todo lo que le obligue a pensar y a concentrarse, lo irán entrenando a enfocarse y continuar enfocado hasta terminar. Siéntate con él y no le permitas claudicar. Al principio no le va a gustar la idea pero debes ser constante hasta que el niño se vaya sintiendo más a gusto terminado cada juego que comience.

Nada te da más satisfacción que cuando logras algo que tenías planeado y en lo cual estuviste trabajando sin descanso hasta alcanzarlo, y esa satisfacción es la que eleva tu autoestima cada vez que alcanzas un objetivo deseado.

Igualmente de adultos podemos entrenarnos para concentrarnos en lo que estemos haciendo cada momento de nuestra vida. También te recomiendo juegos que te obliguen a utilizar tu mente y tu lógica y que te obligues a continuar hasta terminar el juego. El entrenamiento en un aspecto (jugar), te servirá para todas las áreas de tu vida.

Como ejemplo tienes los rompecabezas, no es algo que debes hacer en una sola “sentada”, sino que puedes trabajar por ratos para ir completando las piezas. Esto te entrenará a concentrarte y si te obligas a continuar hasta terminarlo, te entrenará a completar tus proyectos.

Otro ejemplo puede ser el SUDOKU o KAKURO, es un juego donde tienes que acomodar los números de determinada manera hasta lograr que coincidan las sumas tanto vertical como horizontalmente. En este caso es recomendable que cuando te sientes a resolver un ejercicio de estos, no pares hasta lograrlo. Esto podría formar parte del entrenamiento haciendo varios ejercicios cada día.

Primero lo tomarás como obligación porque es un hábito que deseas adquirir y para lograrlo necesitas concentrarte en ejercitar tu mente como mínimo un mes si es que lo haces todos los días sin fallar. Puedes ayudarte con letreros en los lugares que más frecuentes del hogar para recordarte que estás entrenándote para este nuevo hábito y que lo hagas sin fallar todos los días. Compra un calendario de pared y ve poniendo una cruz a cada día que hayas hecho los ejercicios como mínimo por 30 minutos.

En el caso del sudoku o kakuro, puedes incluso llevar contigo el libro y si tienes momentos libres o estás esperando por algo, resuelve alguno de los ejercicios. Practica todos los días. Cuando comiences a sentirte más cómodo haciéndolo, querrá decir que el cerebro ya asimiló la información y que está comenzando a llevarlo cabo con más facilidad, continuar haciéndolo le dará a tu mente el tiempo necesario para convertirlo en un comportamiento normal, o sea un hábito, que a partir de ahí vas a realizar sin ningún problema y dejarás de sentirlo como una obligación.

Sé que lograr este tipo de cambios nos da flojera, porque estamos más cómodos como estamos, sin tener que forzarnos a concentrarnos en el hecho de trabajar conscientemente en lo que queremos cambiar. Es importante aclararte algo, solamente tendrás que concentrarte conscientemente en lo que estás ejercitando, hasta que hayas logrado asimilar el proceso completo y logres que forme parte de tu comportamiento habitual y estos son los 30 días de que hablamos al principio. La regla es que solo necesitas 21 días, pero yo lo cierro a un mes para que completes mejor el proceso.

Así que cómprate el rompecabezas o cualquier otro juego que requiera de concentración y de llevar a cabo alguna acción durante el tiempo que se necesite para completar la tarea, y también incluye en las compras un libro de sudoku o kakuro, esto es algo que podrás tener contigo en todo momento para que practiques tu concentración cada vez que tengas una oportunidad.

Ayúdate con los recordatorios en los lugares más estratégicos y pide apoyo a tus familiares, amigos y compañeros de trabajo, para que te hagan reaccionar con algún comentario cuando te observen haciendo un proyecto a un lado en lugar de terminarlo.

¡Organízate para ser feliz!
Maca

 

Maca Hernandez
OrganízateYa!

México CDMX

 

Compartir: