Es importante comprender el impacto que nuestra propia actitud y
comportamientos provocan en las actitudes y comportamientos
de aquellos que nos rodean

El jefe de Natalia  no confiaba en ella. Esto no era porque ella era incompetente,  era más bien como un principio para él. Pasó la mayor parte del día observando a los empleados para asegurarse de que hicieran su trabajo correctamente. Miró el reloj para constatar de que ninguno se tomara más de una hora para la comida y hasta revisó los buzones de cada uno porque no deseaba que recibieran mensajes personales en la oficina.

No es de sorprender que Natalia y sus compañeros resintieran esa falta de confianza de su jefe, por lo que dejaron de tomar decisiones y solamente le preguntaban a él qué era lo que deseaba cuando se debía de tomar alguna, y también dejaron de responsabilizarse por lo que estaban haciendo. Esto reforzaba en el jefe la creencia de que los empleados no eran capaces de trabajar bajo su propia iniciativa.

¿Alguna vez has visto un patrón cíclico de comportamiento como este en el lugar donde trabajas? Esto es común en organizaciones, y está ilustrado en un modelo simple llamado la Caja de Betari. Te enseñaré lo que esta Caja es y aprenderás a utilizarla para mejorar la disposición de ánimo en tu trabajo.

La Caja de Betari
Observa la imagen que sigue,  es un modelo que nos ayuda a comprender el impacto que nuestra propia actitud y comportamientos  provocan en las actitudes y comportamientos de aquellos que nos rodean. La imagen superior de este artículo es la Caja de Betari.

Nuestra actitud juega un papel muy importante en la conducta que proyectamos. Cuando nos estamos sintiendo motivados y positivos, sonreimos, hacemos comentarios agradables sobre el trabajo de nuestro equipo y los hacemos sentir capaces y con el poder de lograr el éxito en cualquier situación que se presente.

Cuando nos sentimos negativos, lo opuesto a lo anterior es muchas veces cierto. Podemos ser impacientes, nos enojamos con nuestros subordinados o compañeros y hasta es posible que gritemos o discutamos.

Estos comportamientos muchas veces afectan a las personas que nos rodean, y ellos revierten estas conductas negativas sobre sus jefes y el conflicto se empeora.

Aunque la idea de la Caja de Betari es muy sencilla, comprenderla puede ayudar a las personas a aprender a reconocer cuándo se encuentren atascados en un ciclo negativo de comportamiento. No está claro quién originó esta idea de la Caja de Betari,  o de dónde viene su nombre, pero si sabemos que es muy cierta.

Ejemplos de la Caja de Betari
Utilizar esta Caja es acerca de reconocer los ciclos negativos, y de hacer un cambio en tu interior para romper ese patrón. Los siguientes ejemplos, demuestran lo que sucede cuando estás o no dispuesto a lograr un cambio.

Ejemplo 1. Imagina que el camino a tu trabajo es sumamente estresante. Cuanto más largo sea el camino con tráfico más frustrado te irás sintiendo, y para cuando llegas a la oficina, ya entras de mal humor y negativo.

Tu actitud provoca que utilices comportamientos negativos inapropiados. Estás de mal genio por lo que le levantas la voz a tu asistente y después le gritas a un compañero cuando descubres un error en el reporte que te acaba de entregar.

Tu comportamiento negativo en su momento afecta a tu asistente y a tu compañero. Están molestos por tu actitud y por tu manera de comportarte por lo que ellos a su vez también responden de maneras negativas. Tu asistente ahora está de mal humor y no será de mucha ayuda durante las siguientes horas, y tu compañero de trabajo está sarcástico y resentido contra ti también. No existe entonces ninguna comunicación real.

Ejemplo 2. Imagina que es la hora de regresar a trabajar después de la comida o el almuerzo. Ya tuviste el camino negativo cuando ibas hacia la oficina, y ya le gritaste a tu asistente y a tu compañero o empleado.

Cuando te sientas en tu escritorio enojado, te das cuenta de que todo esto comenzó con algo increíblemente tonto, tu camino hacia la oficina de esta mañana. Después de pensar un poco en esto, decides romper el patrón y salirte de ese círculo. Comienzas por ofrecerle a tu asistente una genuina disculpa, la cual ella acepta con una sonrisa. También te disculpas con tu colega, y te ofreces a trabajar con ella para mejorar el reporte que presentó. Ella también acepta tu disculpa y agradece tu ofrecimiento para apoyarla en corregir el error que cometió en el reporte.

El resultado final es productivo, ahora puede haber una comunicación real. Simplemente por que estuviste dispuesto a detener tu pensamiento negativo y salirte de ese círculo.

Ejemplo 3. Al siguiente día, tu camino es más o menos lo mismo que ayer, pero en esta ocasión utilizas música relajante o que te gusta, para hacerte sentir bien a pesar de lo que te rodee, y haces un esfuerzo real por mantenerte positivo según vas llegando a la oficina. Saludas con agrado a tu asistente y a tu colega a lo que ellos corresponden, y tendrás un día agradable, positivo y productivo.

Puntos clave
La Caja de Betari te muestra cómo nuestras propias actitudes y conductas afectan directamente las actitudes y conductas de la gente que nos rodea. Cuando nos encontramos en un ciclo negativo de comportamiento, es nuestra opción detener ese ciclo cambiando nuestra actitud. Esto impactará positivamente a los que tenemos cerca rompiendo así el ciclo. Cuando te veas envuelto en una discusión, medita si fuiste tú el que la causó para hacer el cambio respectivo de conducta, y si fue de la otra persona, cuida la manera en la que respondes a su agresión para no engancharte en una discusión.

Aplica estos puntos en tu vida

  1. Recuerda que tu actitud, buena o mala, afecta a los que tienes cerca.
  2. La próxima vez que te sientas de mal humor, deja de hacer lo que estés haciendo y tómate unos pocos minutos en hacer una evaluación del porqué te estás sintiendo tan negativo. La negatividad comienza en muchas ocasiones con un evento insignificante (como que se te caiga el café encima o encontrarse atascado en el tráfico) y sencillamente se va empeorando desde ese momento. Conscientemente decide romper ese patrón enfocándote en algo positivo y que te haga sentir bien.
  3. Si un colega o compañero de trabajo está atascado en un ciclo negativo, recuerda entonces que tú puedes elegir cómo responder. Tan solo por el hecho de que esta persona se sienta negativa, no quiere decir que tú tengas que responder también negativamente.
  4. Si algún miembro del equipo se comporta persistentemente malhumorado y agresivo, explora las razones de esa negatividad con el equipo. Considera comentar acerca de la Caja de Betari y resaltar las consecuencias de su comportamiento en la productividad del equipo y por la propia calidad de vida de cada uno.
  5. Es posible engancharse en una espiral descendente cuando alguien se comporta malhumorado y de mal genio contigo, tú te comportas exactamente igual en respuesta. Cuando observes que esto está sucediendo, platica con esta persona para ver si pueden llegar a un acuerdo de romper ambos ese patrón y de comportarse agradablemente el uno con el otro.
  6. Practica la empatía en el trabajo que es simplemente reconocer las emociones en los demás y tener la capacidad y habilidad de “ponerse en los zapatos del otro” para comprender mejor su perspectiva y su realidad. Cuando tratas de ser comprensivo del porqué de una agresión de alguna persona hacia ti, es muy probable que ninguno de los dos caiga en ese círculo negativo porque lo romperás al tratar de comprender sus razones.

Practica con estos puntos para que mejores tu comunicación con los demás y te sientas mejor contigo mismo. Trabaja en ti mismo y todo mejorará a tu alrededor. ¡Organízate con tu vida!
Maca

 

Maca Hernández
Organizateya!

Mexico D.F.

Compartir: