La historia actual resalta la triste verdad acerca de nosotros los seres humanos, podemos ser educados, podemos saber lo que debemos hacer, podemos saber cómo hacerlo, podemos tener 100 razones de porqué deberíamos hacerlo, y aún así ¡no lo hacemos!

Organizarse no tiene que ver con el control del papeleo ni siquiera con ser más productivo.  La verdad es que organizarse es liberarse. Es acerca de romper las barreras que te están impidiendo hacer las cosas que te gusta hacer, y de pasar tiempo con las personas que te importan. Es acerca de lograr el equilibrio que necesitas para disfrutar de la vida.

“El cuerpo es un instrumento, la mente es su función y el testigo y resultado de su operación”  George Santayana

“El verdadero viaje del descubrimiento consiste no en buscar nuevos panoramas, sino en tener una nueva mirada”  Marcel Proust

“No hay reglas de arquitectura para construir un castillo en las nubes”
G.K. Chesterton

La historia actual resalta la triste verdad acerca de nosotros los seres humanos, podemos ser educados, podemos saber lo que debemos hacer, podemos saber cómo hacerlo, podemos tener 100 razones de porqué deberíamos hacerlo… y aún así no lo hacemos.

Veamos por ejemplo, el ser una persona organizada. El concepto general es muy simple y hay cientos de beneficios que se reciben cuando eres una persona organizada, pero comparándolo con lo que la mayoría de las personas son capaces de hacer (o de no hacer), casi nadie lo puede lograr.

Considera esto:
Una persona organizada puede desarrollar excelencia en los deportes porque tienen más tiempo para practicar, entrenarse, etc.

Una persona organizada puede ganar mucho más dinero porque hace las cosas más rápido y con menos errores o retrasos. Encuentra buenas oportunidades de inversión, etc.

Una persona organizada puede tener más amigos y más cercanos porque tiene más tiempo para trabajar y pasarlo bien con ellos.

Una persona organizada puede tener mejor salud porque se toma el tiempo de comer más saludablemente, de ejercitar o practicar un deporte, se preocupa menos de las cosas que no se han hecho y tiene menos estrés negativo frustración o enojo.

Una persona organizada es una pareja y un padre más efectivo porque no está corriendo de aquí para allá sin tiempo que dedicar a los que ama.

Una persona organizada puede obtener más promociones y aumentos en el trabajo porque los jefes premian a aquellos que hacen el trabajo.

Te puedo decir que hay mucha gente que ha leído varios libros sobre cómo ser una persona organizada y aún no lo logrado. Esto me recuerda un dicho:
“Saber es hacer. No hacer es no saber”

Lee este gracioso texto que nos envió una querida amiga, que retrata fielmente lo que le sucede a una persona que no está organizada y que por lo tanto no se puede concentrar en las actividades que desea llevar a cabo:

Pero si he estado ocupadísimo…

¡Organízate y serás feliz!
Maca

 

Maca Hernandez
OrganízateYa!

México CDMX

Compartir: